Qué rápido pasa el tiempo, no? no nos dimos ni cuenta, y ya nos quedan poquitos días de clase… no nos dimos ni cuenta, y ya salimos de todas las pruebas… no nos dimos ni cuenta, y muchos de nosotros hicimos cosas que nunca pensamos que haríamos… no nos dimos ni cuenta, que con el tiempo formamos y destruimos nuevos lazos con otras personas, sorprendiéndonos o desilucionándonos de ellas…
Pero el tiempo no se detiene, y debemos aprovecharlo con lo que tenemos. No logramos nada si añoramos y añoramos una utopía, si no nos damos cuenta que tenemos una realidad de fantasía aquí mismo… aunque no lo crean algunos.
Para todos ellos que se sienten en un cruel infierno, les digo que no es así. Están mirando por el lado incorrecto (o más que incorrecto el perjudicial). A veces uno cree que nada le resultará, muchas veces yo he perdido la esperanza (o para mí la fé) ante un desafío que se ve insuperable; pero ahora acuérdense de esto: tus amigos siempre han estado ahí… muchas veces en medio de nuestros problemas olvidamos que están ahí, nos comenzamos a sentir tristes y solos… pero ellos no se han ido. Siempre hay alguien que está pensando en tí. No es el mejor amigo el que más tiempo está contigo, sino el que está ahí cuando de verdad lo necesitas… y si no estaba ahí cuando lo necesitaste, tal vez era porque él te necesitaba más a tí que tú a él…
Por eso, y ya para despedirme, les doy un gran abrazo y mi ayopo a todos mis amigos que en algún momento fueron capaces de estar ahí, apoyándome;  y que ayudaron que mis metas y mis sueños fueran más sencillos de realizar…
 
Dicen que uno tiene lo que se merece, ojalá que no sea un error que yo me merezca tanto.
About these ads